“Estúpido profe”

Esas palabras fueron las suficientes para expresar mis sentimientos hacia un profesor que se le ocurrió dar tarea para las vacaciones de primavera…

…y aún así sigues valiendo v&rga!

Para mi deleite personal me hice la idea de poder jugar y pasar los juegos que había dejado de jugar debido al estrés cotidiano de un trabajo forzado y de la sutileza estudiantil de educación superior.

Entre tanto mi catalogo escaso de videojuegos se volvió un camino sin retorno donde lo que se me hacía imposible lo dejaba para un después que quizás nunca llegue.

Vaya mierda de gamer

Es lo único que pensaba, mientras tenía en mi mente el plan de conseguirme el videojuego Bioshock Infinite, no he jugado la saga de la ciudad submarina de Rapture (aunque logré conseguir una versión para Mac) pero no significa que vaya a ser la misma historia. Lo conseguí una semana después de su lanzamiento en Norteamérica, lo jugaba únicamente los sábados que se encontraban a mi disposición, reemplazando mi hora de juego con lo que es Saints Row: The Third que desde que salió lo jugué por muy poco tiempo pero al cabo de unos meses le seguí hasta pasar la historia principal.

Mi caprichoso catalogo de juegos de Xbox y de PS3 no se comparan con la del Wii que básicamente son juegos de Mario y uno que otro juego “decente”, lastima que su sucesora Wii U sea ignorada gracias al despropósito y excusas de desarrolladores y publicadores avariciosos -EA-

En fin, mi ultima adquisición fue Injustice: Gods among us y déjenme decirles que mis notas cada vez van decayendo como mi tiempo usando este blog, o como el catalogo de PS Vita que caerá asquerosamente comparado con el de Nintendo 3DS que saca su Luigi’s Mansion 2 y próximamente otra generación de pokemon.

Iba a poner una historia de miedo, pero me dio flojera.

Anuncios